Blog sensedi proptech telefono 934 15 30 10 - 919 198 025
¿Has olvidado tu contraseña?

Blog

BLOG

Cómo prevenir incendios en la cocina

23 abril, 2018

Estadísticamente, la cocina es la estancia en la que se producen el mayor número de incendios en la vivienda. El cómo prevenirlos y evitarlos es objeto de nuestro post de hoy. La mayoría de estos consejos son básicos pero, a menudo, los olvidamos. ¡Vamos a recordarlos!:

 

    • Al cocinar hay que vigilar siempre los fuegos. Nunca debes desatender la cocción, y al salir de casa, es preciso comprobar que no haya nada en el fuego y que ningún aparato eléctrico esté encendido.

 

    • Se recomienda tener un extintor en la cocina para atajar cualquier incendio que se pudiera provocar. Lo mejor es ubicarlo en el recibidor o en la entrada de la cocina para acceder a él fácilmente. No se recomienda tenerlo en cajones o armarios.

 

    • A la hora de cocinar, se ha de evitar vestir prendas con mangas anchas o abullonadas. Es preferible usar mangas cortas y ajustadas. Al mismo tiempo, resulta clave evitar las prendas inflamables que puedan expandir el fuego con facilidad.

 

    • Si la cocina es de gas, hay que procurar evitar las corrientes de aire que puedan apagar el fuego ya que eso provocaría un escape de gas. En la cocina no deben acumularse líquidos inflamables, tampoco periódicos, ropa vieja o pinturas.

 

    • Periódicamente, se ha de limpiar los filtros de la campana extractora, al igual que cualquier grasa que se acumule en las salidas de humo o entradas de aire, y antes de utilizar electrodomésticos como la tostadora o la sandwichera, se ha de revisar que no contenga grasa acumulada.

 

    • Se recomienda no sobrecargar los enchufes, no es conveniente conectar varios aparatos de gran potencia a la misma toma de corriente (lavaplatos, vitrocerámica, horno…) ya que pueden sobrecalentarse y originar fuego.

 

    • Limpiar siempre la cocina después de utilizarla es otra práctica muy útil. Principalmente en aquellas zonas más susceptibles de acumular grasa.

 

    • No se recomienda cocinar bajo los efectos de algún medicamento que produzca somnolencia o si se ha bebido alcohol.

 

    • Los niños deben estar fuera de la cocina mientras preparamos la comida. Los objetos calientes o inflamables deben estar siempre fuera de su alcance.

 

Finalmente, aun realizando todas estas acciones, lo ideal sería tener instalada una alarma contra incendios o un detector de humos.