Blog sensedi proptech telefono 934 15 30 10 - 919 198 025
¿Has olvidado tu contraseña?

Blog

BLOG

¿Cómo saber si mi edificio ha pasado la ITE?

13 septiembre, 2019

A menudo, muchas comunidades de vecinos no saben si su edificio ha pasado la ITE obligatoria, un trámite necesario para garantizar la seguridad de los inmuebles. Esta situación puede darse por varias razones que comentaremos más adelante, como no tener la documentación necesaria o no saber con exactitud si se hizo en alguna ocasiones, entre otras. Por eso, desde Sensedi, queremos aclararte todas tus dudas para que sepas si tu edificio ha pasado o no la Inspección Técnica de Edificios.

¿Qué es la ITE? ¿Cómo saber si mi edificio ha pasado la ITE?

La ITE o la Inspección Técnica de Edificios es la inspección por la que tiene que pasar todo aquel edificio que pase de una antigüedad determinada por la Ley 8/2013, de 26 de junio, de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas. Esta antigüedad suele variar entre Comunidades Autónomas, por lo que es importante informarse cada cuánto hay que realizar esta inspección. Puedes consultarlo a través de nuestra página, categorizada por provincias. En definitiva, se trata de un chequeo que certifica que las condiciones de seguridad, de estabilidad y de consolidación de los inmuebles es la adecuada y que no existen fallos que puedan derivar en problemas más graves. 

Sin embargo, muchos propietarios desconocen que se trate de una inspección obligatoria, y en ocasiones omiten la revisión por olvido o por evitar una posible derrama. Vamos a ver cuáles estos posibles casos más frecuentes. 

Casos por los que no se sabe si el edificio ha pasado la ITE

Como ya hemos adelantado, muchos propietarios desconocen que deben tramitar la Inspección Técnica de Edificaciones, por lo que las consecuencias pueden ser graves, pues un problema que se descubre a simple vista (pongamos el ejemplo de un tejado o una cornisa) es fácil de solucionar. Sin embargo, hay otros problemas, como los de cimentación, que no se pueden descubrir a simple vista sino que requieren de una inspección más amplia. Es por eso que debe ser un técnico certificado quien realice la ITE y determine si es favorable o no. Si tu ITE resulta desfavorable, tendrás que seguir una serie de pasos para subsanar los errores. 

  1. En la documentación del edificio no aparece ninguna información respecto a la Inspección Técnica de Edificios (ITE). En ese caso, lo más probable es que no hayas pasado la ITE, puesto que la documentación se entrega una vez realizada las obras pertinentes o en caso de ser una ITE favorable. 
  2. No encuentras la documentación referente a la ITE por ser nuevo presidente o presidenta de la comunidad. Esto es algo muy común, por lo que deberás preguntar a los anteriores presidentes o presidentas de la comunidad, y en caso de seguir sin saberlo, consultar al ayuntamiento. 
  3. Nadie en la Comunidad sabe si lo que se hizo fue la ITE u otro tema de arquitectura. Aunque esto es bastante común, la ITE no suele pasar desapercibida por la cantidad de trámites que supone. Aún así, puedes consultar en tu Ayuntamiento si se ha realizado o no. 
  4. Disponéis del Certificado pertinente, pero no lo encontráis. Podréis dirigiros a la Administración pasado el tiempo pertinente, que suelen ser 10 años, para volver a realizar una consulta.

En cualquier caso, existen varias páginas de la Administración en las que se pueden consultar los informes de la Inspección Técnica de Edificios. Sin embargo, mantener el orden con los documentos ahorrará a la comunidad y a los presidentes la preocupación y las posibles multas y consecuencias si no se realiza este trámite.  

Los edificios de Madrid pueden consultarlo aquí: http://www-2.munimadrid.es/GITE_INF/SGiteInforme

Los edificios de Barcelona pueden consultarlo aquí: http://habitatge.gencat.cat/ca/ambits/preguntes-frequents/inspeccio-tecnica-dedificis-ite/

Además de estas páginas, puedes acudir al ayuntamiento de tu ciudad para poder consultar si tu edificio ha pasado la ITE. En caso contrario, recuerda que se trata de un trámite obligatorio para los edificios de más de 45 años y que se debe realizar cada 10 años.